A mis compañeras y maestras en el feminismo

Hoy quiero dedicar estas líneas a esas mujeres que he ido conociendo en estos últimos años gracias a las redes sociales y que me han enseñado (y lo siguen haciendo) sobre feminismo. No es que yo haya descubierto el feminismo así de repente, siempre me he considerado como tal pero sí que es cierto que cosas que antes no veía o no entendía, ahora si las entiendo. Lo que yo antes achacaba sólo a una mera cuestión educacional, ahora lo entiendo como algo que está intrínsecamente relacionado con el patriarcado y también, como no con el propio sistema capitalista.

No diré nombres por respeto a su intimidad pero ellas sabes quienes son!! Gracias a todas, chicas!!

sororal1

Anuncios

Carta abierta a Cayo Lara

Buenas tardes, compañero. Mi nombre es Rocío y soy una militante de base de la asamblea local de Izquierda Unida de Camas, en Sevilla. Me dirijo a usted como mujer de izquierdas y feminista, preocupada por el retroceso que las políticas de igualdad (sobre todo en materia de violencia de género) está llevando a cabo el Partido Popular.
Iré al grano y no me andaré con rodeos: creo que ya es hora de que la izquierda real de este país que representa nuestra coalición tome medidas urgentes contra la violencia machista. En este verano de 2015 vamos a casi asesinato por día y desde las instituciones políticas hacen oídos sordos, parece que la vida de las mujeres importa poco o nada. Desde 2004 hasta ahora y según cifras oficiales han sido 750 mujeres las que han sido asesinadas por sus ex parejas, más que el terrorismo de ETA. Que tiene que pasar para que la violencia machista se considere también terrorismo? Cuántas más tienen que morir? Sé perfectamente que desde Izquierda Unida y desde el Área de la Mujer se lleva a cabo una labor muy importante en este aspecto y que siempre en nuestro programa llevamos propuestas en materia de género pero creo que desde mi humilde opinión, es poco. Creo que es hora de elaborar un paquete urgente de medidas contra esta lacra, porque ya no sólo son las que acaban asesinadas (esa es sólo la punta del iceberg) sino las que tienen miedo a denunciar y no lo hacen por temor a las consecuencias que puedan tener con el maltratador o en el caso de que se decidan a dar el paso siempre está el dedo acusador de esta sociedad aun ciega que puede señalarla con aquella falacia de las denuncias falsas. No sé, creo que algo hay que hacer y ese algo se tiene que hacer ya! No podemos esperar más, el tema de la violencia machista tiene que ser prioridad en la agenda política.
Y ya por último, quisiera también comentarle una cosa que como militante de este partido y además feminista, me ha dolido doblemente. Quisiera que el grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Serra diera alguna explicación sobre porqué voto SÍ a declarar luto oficial después de que su concejal acusado de asesinar a su mujer se hubiera suicidado y no antes, acaso vale más la vida de él por el mero hecho de tener un cargo público? En un partido como el nuestro de izquierdas y que lleva el feminismo como una de sus banderas eso es inadmisible!

Sin más me despido de usted a la espera de obtener alguna respuesta por su parte.

Firmado: Rocío Barragán Romero
11870936_10203274544024403_2567982249062958090_n (1)

Esa “Izquierda tristona, aburrida y amargada”.

Al día siguiente de la reunión entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón, esta mañana desayunábamos con estas declaraciones del líder de Podemos:

11219720_390946014430843_8831941243430603759_n

Pues bien, “esa izquierda” que PIT tanto desprecia es la que defendió los valores de la II República en una guerra propiciada por la oligarquía de la España de los años 30, la que luego sufrió torturas, cárcel, persecuciones, fusilamientos, etcétera todo ello en nombre de la democracia, la igualdad y los derechos de la clase obrera. Esa que luego durante cuarenta años luchó en la clandestinidad y posteriormente y ya con la llegada de esta “democracia” creo una coalición de partidos, un movimiento político y social dónde cabían (y caben) distintas corrientes de la izquierda, esa izquierda que ya avisaba de que firmar el Tratado de Maastricht supondría el fin de ese “pequeño estado de bienestar” que nuestros padres consiguieron. Esa IU que ha estado en todos los movimientos sociales, en cada ERE, en los piquetes, en las huelgas, en los sindicatos, en las mareas y que busca no sólo ganar sino que aspira a algo mucho más importante: transformar la sociedad, derribar el capitalismo.

Ahora parece que los casi ochenta años de existencia tanto del PCE como casi los treinta de IU no han servido de nada, según PIT “vosotros sois los responsables de que en este país no cambie nada” ! Tócate las  narices, precisamente el único partido que lleva en su ADN transformar el sistema, no “ha cambiado nada” y eso nos lo dice alguien que hasta hace apenas año y medio comía de IU pero que como no se pudo salir con la suya en lo que pretendía de cara a las elecciones europeas él y sus amiguitos montaron su propio chiringuito. Y oiga, lo curioso es que se presentaron a las europeas copiando prácticamente el programa de unos “izquierdistas tristones, aburridos y trasnochado sólo piensan en su bandera roja’! Pero claro, como su objetivo sólo es ganar renunciaron a lo que para ellos no entraba en la “centralidad del tablero”: república, renta básica, leyes antidesahucios, etcétera. Y ojo, somos nosotros los que tenemos que converger con ellos bajo su paraguas, ellos son los salvapatrias!

Pues sabes que te digo, PIT? Que por mi puedes irte a la mierda! Que me siendo orgullosa de ser comunista, republicana y que me emociono al cantar “La Internacional”. Que yo no decidí hace cuatros años militar en IU sólo para ganar unas elecciones porque el cambio no está en las urnas, en las instituciones sino en las calles! Es así como el movimiento obrero durante años ha conseguido los derechos que ahora nos están arrebatando y que ese es el camino!

Los ciegos que no quieren ver.

Somos muchos los que desde hace meses venimos denunciando la campaña  iniciada por Podemos para atraer a un sector de la militancia de Izquierda Unida a sus filas, la razón? Desmembrar a Iu y con ello eliminar a la única formación verdaderamente de izquierdas de nuestro país. No me extenderé mucho en cuales son los motivos por lo que digo esto ya que hay información suficiente en internet sobre el tema (os recomiendo la lectura de el blog del Viejo Topo, sobretodo).

Pero como ya digo, mi entrada no trata de eso sino de otro fenómeno paralelo a este hecho: el militante de IU (o simpatizante, que también) que ante nuestras opiniones sobre este tema nos tilda de conspiranoicos, sectarios y demás. Pues bien, si defender mi ideología, el trabajo de mis compañeros bajo las siglas de Izquierda Unida me convierte en una sectaria, pues con mucho orgullo lo soy. No es la primera vez que se intenta acabar con IU, tanto desde dentro con formaciones como Nueva Izquierda o desde fuera y ahí estaremos muchos y muchas para defender con uñas y dientes. El que no quiera ver, que no vea, su problema es pero tiempo al tiempo! O quien sabe? A lo mejor esos que lo niegan ya han sido tentados por PIT y compañía!

Ley Mordaza (o dictadura encubierta)

Durante el consejo de ministros de hoy viernes se ha aprobado la conocida como “ley mordaza”, una ley que nos lleva de nuevo a tiempos que los que somos más jóvenes no hemos vivido ni conocido: tiempos grises dónde la brigada político social se encargaba de reprimir cualquier protesta ciudadana contra la dictadura franquista, tiempos donde ser detenido por esta brigada suponía horas en comisaría sin saber de que se te acusaba con el riesgo de ser maltratado y vejado por algún miembro policial de esta brigada. Han pasado casi cuarenta años desde entonces pero dada la mayoría absoluta del gobierno del Partido Popular en el congreso y a su peculiar manera de “gobernar” a favor de los intereses de unos pocos, mediante decretazos volvemos a esa época gris.

Así es como quieren acallar cualquier tipo de movilización social, cualquier protesta contra su política de recortes en derechos y libertades que nuestros padres y abuelos consiguieron, derechos que si no hubiera sido por los movimientos obreros, feministas, ecologistas, por los derechos civiles, etc no hubiéramos podido disfrutar. Esos derechos son los que dignifican a las personas y las que evita que se conviertan en sujetos pasivos a merced del poder y eso es lo que hoy nos están quitando así que creo que es bastante razonable por parte de nuestra generación (los nacidos después de la dictadura) salir a la calle y volver a pelear por lo que las viejas generaciones lucharon. Por mucho que el Partido Popular quiera callarnos la boca, no lo van a conseguir! Con esta ley intentan instaurar el miedo pero el miedo no está en nuestro bando sino en el suyo y la prueba precisamente es la “Ley Mordaza”! 16544_10200180369375686_1191239893_n

 

A Por la Tercera República!!

030-abr-14-republicaEl 2 de junio de 2014 es ya sin duda un día histórico. Desde bien temprano se anunciaba un inminente comunicado de Rajoy y lo que era ya casi del dominio público en las redes sociales a las diez y media pasadas se hacía público: Juan Carlos I de Borbón abdicaba. Las reacciones por parte de todos no se hicieron esperar: desde los medios de comunicación del régimen se hablaba sólo de sucesión, era tabú hablar mencionar la  palabra república; todo lo contrario desde los partidos de izquierdas, donde tanto dirigentes y militantes de Izquierda Unida y Podemos hablábamos de referéndum, proceso constituyente y III República. Hasta hace pocas horas #APorLaTercera #ProcesoConstituyente y #FelipeNoSerásRey han sido trending topic en twitter. Pero como dice Julio Anguita, la III República no vendrá sola, hay que traerla. No se trata de algo tan simple como reivindicar un estado republicano y ya está; repúblicas hay muchas pero desde la izquierda lo que se reivindica es un estado republicano socialista, federalista y laico. Porque de que sirve tener a un presidente (o presidenta) de la Tercera República Española si luego va a estar sustentada por los mismos poderes anteriores? Queremos una república verdaderamente democrática, donde la participación ciudadana no se limite sólo a votar cada 4 años y ya está. Queremos una república donde todos tengamos garantizados nuestros derechos más básicos: trabajo, educación, salud y vivienda. Queremos una república donde se nos trate como a personas, no como números. Una república donde la religión pertenezca al ámbito de lo privado y que además no se inmiscuya en cuestiones que le son ajenas; una república dónde el derecho a la autodeterminación esté garantizado y como no, una república donde las mujeres dejemos de ser ciudadanas de segunda subyugadas bajos las fauces del patriarcado. Pero todo esto no vendrá sólo si no tomamos conciencia del sistema en el que vivimos y de como nos oprime, mientras sigamos pensando que nada podemos hacer o que eso de salir a la calle a reivindicar derechos es “cosa de rojos” no habrá nada que hacer. Quieres ser súbdito-esclavo o ciudadano libre? Tu eliges! Desde aquí os animo a leer “Conversaciones sobre la III República” de Julio Anguita y Carmen Reina, donde el que fuera Secretario General del PCE y Coordinador Federal de Izquierda Unida habla sobre este tema de manera amplia y detallada.

Inteligencia VS Violencia

Tengo la sana costumbre de hablar siempre claro y de decir lo que pienso independientemente de quien sea la persona (o personas) que me puedan estar escuchando o leyendo.

 

El asesinato de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León por el Partido Popular a manos de dos compañeras de partido, ha incendiado durante estos dos últimos días las redes sociales y pone de manifiesto dos cosas: primero, lo proclives que somos a especular ante hechos como estos aun cuando no tenemos información sobre lo que realmente ha ocurrido; por parte de la derecha, por ejemplo Isabel San Sebastian dijo que lo ocurrido era producto de los escraches, tachando a quienes luchan por los derechos sociales de terroristas (para variar) y por parte de la izquierda, la mayoría de las especulaciones iban encaminadas a señalar que era algo que se veía venir dada las circunstancias socioeconómicas por la que estamos pasando, o que como la presunta asesina que trabajaba en la diputación se acababa de quedar en paro el móvil del crimen era un arrebato de ira de una pobre trabajadora. Y de pronto todo cambia, cuando nos llega la información de que la presunta asesina era también militante del Partido Popular y que incluso llego a ser candidata en una lista electoral, es decir, todas las hipótesis sobre el crimen se caen. La derecha ya se queda sin argumentos para iniciar su caza de bruja contra la izquierda, y ésta a su vez inicia una campaña de despropósitos que sobrepasan lo eticamente tolerable, y es esto precisamente lo que quiero señalar.

 

Sobra decir que la asesinada no era precisamente ninguna santa y que de sobra era conocida su fama de cacique y corrupta, y que además ostentaba 13 cargos públicos por los cuales cobraba muchísimo dinero, es decir el claro ejemplo de persona que está en la política para llenarse los bolsillos y no para servir al pueblo. Pero pese a todo esto, desde la izquierda comunista no se pueden tolerar ciertas actitudes de nuestros compañeros y camaradas. Los comunistas en momentos como el de ayer, no podemos dejarnos llevar por la rabia y el odio, debemos de tener altura de miras y ética suficiente como para no caer en actitudes propias del fascismo y ayer eso es lo que ocurrió. Y ojo, no estoy diciendo que debamos de llorar o sentir pena, pero tampoco alegrarnos o soltar barbaridades tales como “era una zorra, pepera que se ha merecido ese final” o cosas aun peores. Esa no es la actitud de la izquierda, o al menos no de lo que yo considero como tal. No se puede caer en lo mismo que luego criticamos porque sino estaremos perdiendo todos los buenos argumentos que podamos tener. Encima si te posicionas en contra de esas actitudes, te juzgan y señalan, como a mí misma me ha pasado durante estos últimos días.

Utilicemos la inteligencia por favor, no caigamos en más errores como estos. No digo que la violencia no sirva de nada, en ocasiones por desgracia es la única salida que existe pero es que este precisamente no era el caso. Me despido con un poema escrito por mi buen amigo Daniel Martín Barrera, que trata sobre este tema y que dice así:

62, Violencia

El odio sigue siendo odio,
el deseo de daño
sigue siendo deseo de daño,
por noble que pueda parecer
la meta que se pretenda alcanzar.
Las grandes palabras
y las grandes causas
no pueden enmascarar
que quien es hostil
pretende su propia satisfacción.
¿Si tu camino busca el bien común,
como dañar a una de las partes?
¿Si quieres la paz en la Totalidad
como levantas tan fácilmente
el trueno de tu voz y la piedra de tu puño?
¿No será que la rabia y el miedo
se han puesto un disfraz de “Bien”?No existe las metas superiores,

la perfecta categoría
ni nada parecido al “Bien”.
¿Quien conoce historia alguna
de quien aferrándose a altos criterios
hayan traído un beneficio
innegable y atemporal?
Si las metas superiores fuesen reales,
el camino sería natural y nadie quedaría sin contento.
Si la perfecta categoría existiera,
nada quedaría sin exacta explicación.
Si el Bien fuese el contrario del Mal,
podríamos optar por el primero y nada se torcería.
Sin embargo, al obrar,
todo el mundo ensalza el valor de su objetivo,
se cierra sobre su constructo de la realidad,
clama por la magnificencia de su Bien
y convierte su visión en imposición,
cubriendo la tierra de conflictos y disputas.
¿No será,
que hacemos incontestable la meta
para no sentir desorientación,
que nos cerramos sobre conceptos
para no tambalear nuestros principios
y que distinguimos entre Bien y Mal
para anular como personas,
silenciando sus visiones y sentires,
a quienes consideramos en enemistad?
Entonces,
el foco de nuestra rabia no es el acto ajeno
si no el miedo a poder sufrir daño
y a que nuestras pautas sean incorrectas.
Por esto,
la sensatez recomienda
ante la diferencia,
aprendizaje y tolerancia,
ante el conflicto,
comprensión y colaboración,
ante el daño,
protección y restitución,
ante la confrontación,
prudencia y respeto
y en el uso de la fuerza,
delicadeza y mesura.
En una visión amplia,
difícilmente cabe
disfrutar con el sufrimiento ajeno
y tomar el camino de las armas

como el más razonable y productivo.