La lección que el crohn me ha dado.

Bueno, normalmente este blog es para hablar de temas sociales o políticos, sólo en una ocasión he hablado por aquí de esta puñetera enfermedad que padezco.

Hace ocho años que me la diagnosticaron, aunque creo que toda mi vida he tenido síntomas pero siempre los achacaba a otros motivos: suelo comer muy rápido y mis digestiones a veces son pesadas y dolorosas, es algo que hago sin pensar, me gusta mucho comer y cuando me pongo a ello, devoro la comida. Pero vayamos al lío, desde que me diagnosticaron la enfermedad, mis brotes han sido llevaderos, algún dolor puntual, sobretodo con estoy con la regla y poco más; de hecho en palabras de mi doctora de digestivo, mi crohn era de los leves y así he vivido hasta hace año y medio, más o menos. Era la feria de Sevilla, y tocaba trabajo voluntario en la caseta del PCE, forcé demasiado la máquina y desde entonces, he ido a peor. Dolores casi continuos, pérdida de peso importante, cansancio, etcétera.

Pese a todo eso, mi actividad política no ha parado y es ahí dónde mi cuerpo ha dicho “hasta aquí has llegado, chavala!”. El jueves de la semana pasada me tuve que ir a urgencias del Hospital Macarena, allí me hicieron algunas pruebas pero ante la desesperación de estar ocho horas allí y que no me llamaban para hacerme otra prueba, pedí el alta y me vine a casa, gran error por mi parte. Por cierto, no quiero desviarme del tema, pero las urgencias en la sanidad pública dan para otra entrada de blog! Se le llena a Susana Díaz la boca diciendo que no hay recortes en la sanidad andaluza y en fin….. El caso, es que desde el jueves hasta el domingo noche, estuve en casa y al ver que no mejoraba, mi marido me acercó al Nisa (él es funcionario, y tiene sanidad privada); mi idea era de que me recetaran algo y me mandaran para casa, pero hicieron analítica de sangre y vieron que tenía la PCR (Proteína C Reactiva), alta y eso es indicio de brote agudo de cronh, así que allí he estado dos días y medio ingresada.

El estrés para esta enfermedad no viene bien, y supongo que la campaña electoral junto con otros problemas más personales, me han jugado una mala pasada.

Con toda esta retahila, lo que os quiero contar es que no forcéis jamás la salud, que ésta es lo primero que hay que cuidar, y que como bien me ha dicho una buena camarada éstos días, “que para llevar nuestra lucha a cabo, debemos de conservar la salud, que sin ella, podemos perjudicar al grupo”.

 

 

Anuncios

Fea o guapa dependiendo de cuanto peses?

Escribo esto a modo de reflexión personal. A ver, como muchos de los que me leéis ya sabéis tengo la enfermedad de crohn, eso me provoca subidas y perdidas de peso; subidas por los corticoides, y bajadas porque mi aparato digestivo no absorbe los alimentos como debe.

El caso es que en este ultimo año he perdido casi nueve kilos, he pasado de 62 kilos a 53’7, un peso que desde hacía años no tenía, la verdad. Siempre he sido de complexión delgada, una de mis mejores amigas (mi amiga desde la infancia, vaya) siempre me ha llamado “canija”, con lo cual perder kilos me ha venido bien, no diré que no, pero no a costa de la salud.

A lo que voy es que desde que he perdido peso, todo el mundo aparte de decirme lo delgada que me he quedado, me dice que estoy muy guapa y bueno, es algo que agradezco, no diré que no, pero que pasa, que cuando pesaba 62 kilos no estaba guapa? Es cierto, que los kilos de más no me favorecen, porque como dijo mi complexión es delgada, pero me jode que la belleza en esta sociedad siempre vaya en relación al peso, sobretodo si eres mujer. Tener una talla 42 o una talla 38, no debería de determinar nada pero lo hace. Y lo hace porque a las mujeres, se nos imponen unos estereotipos determinados de belleza, y si te sales de ellos, ya no eres considerada “guapa”. Ojo, no equivocaros, no estoy diciendo que pesar 62 kilos sea estar gorda, porque no lo es, hay chicas por ahí que sí están verdaderamente gordas y son guapísimas, un ejemplo esta amiga a la que he nombrado, una morenaza guapísima! Y lo mismo puedo decir de mi amiga Nerea de Bilbao.

En fin, que eso, que agradezco vuestros piropos y tal, pero no creo que porque ahora pese menos, sea más guapa que antes.

8 de Marzo de 2018: El Principio del Fin del capitalismo y el patriarcado.

Hace cinco meses que escribía en el blog, no lo he hecho ni por pereza ni nada parecido sino simplemente porque no tenía nada que decir pero hoy y después de lo vivido ayer, siento la necesidad de poner palabras a todas las emociones que me embargan.

Era la primera vez que participaba en un piquete informativo en una huelga y me sentía ilusionada. Exceptuando por algún energúmeno, el piquete fue tranquilo y no tuvimos problemas; las mujeres fueron bastante receptivas y algunas estaban informadas de los motivos de la huelga así que la cosa fue fácil. Después nos unimos un rato al acto organizado por el Ayuntamiento de mi municipio, y seguidamente nos unimos a la concentración convocada en la Plaza del Duque. Al llegar y ver a tantísima gente en aquella plaza, me emocioné. Pese a la lluvia, un montón de mujeres de todas las edades se echaron a la calle, el agua no podía parar aquello y sólo era el preludio de lo que estaba por llegar esa misma tarde!

Por la tarde llegamos tarde a la manifestación y nos fue imposible unirnos al cortejo del PCA de Sevilla, estuvimos un buen rato esperando haber si pasaba y en ese rato es cuando fui consciente de la importancia que estaba tomando este 8 de marzo. Miles de mujeres de todas las edades, pero sobre todo jóvenes, inundaban las calles del centro de Sevilla. Aquello era una marea humana, mujeres (y también  hombres) unidos por una misma causa: la igualdad entre mujeres y hombres, pero una igualdad anticapitalista y antipatriarcal!

Esto es el principio de algo muy grande, lo vivido ayer no se puede quedar aquí! Las mujeres trabajadoras hemos dicho basta ya! Esta mañana lo decía en Facebook, que a nadie se le olvide que la Revolución Bolchevique empezó con una huelga de mujeres. Una camarada me decía ayer al terminar al volver a casa, que a ver si esta marea humana la veíamos también en las manifestaciones por la sanidad o la educación, pienso que sí, porque sin duda las mujeres movemos el mundo. El movimiento feminista lo abarca todo, no es sólo buscar la igualdad de género sino también como he dicho antes, es acabar con el sistema capitalista y patriarcal que nos ahoga,  por eso esto no va a acabar aquí! Ah, y como dice otra camarada, que a nadie se le olvide que esta lucha es una lucha de mujeres obreras por mucho que ahora las Arrimadas, Villacís y compañía se quieran subir al carro con ese discurso vacío de “igualdad sí, pero sin partidos ni banderas”. Ayer se vio la fuerza que tenemos las mujeres cuando nos organizamos, el sistema le tiene miedo a eso así que a seguir luchando.

 

ARRIBA LAS QUE LUCHAN!!!! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contra el fascismo, marxismo-leninismo

Hoy día 25 de octubre y según el calendario juliano, se cumple el primer centenario de la revolución bolchevique; una revolución que no sólo supuso un cambio económico y social para Rusia sino también para el mundo entero, y para la clase obrera en particular, ya que era la primera vez en la historia que éstos tomaban el poder.

Y a cien años de todo aquello, de nuevo el fascismo vuelve a resurgir tanto en Europa como en España. El proceso independentista en Cataluña ha sido la excusa para mostrar con total descaro ese franquismo sociológico que sufre la sociedad española. Es indigno y desesperante ver como personas de clase obrera que no mueven un dedo por luchar por sus derechos más básicos como la vivienda, la sanidad o la educación, salgan en tropel a la calle envueltos en la bandera rojigualda revestidos de un patriotismo casposo y totalmente fascista. De verdad importa más esa pretendida “unidad de España” que defender tu pan? Los medios de desinformación, claro está, juegan un papel fundamental en todo esto, pero también la escasa cultura democrática y política. Es triste ver a pobres, a trabajadores, defender los intereses de una clase social que no es la suya.

Lo más triste es que además la mayor parte de la sociedad, ve todos estos comportamientos con normalidad: “chistes” en chat de WhatsApp, memes en las redes sociales, etcétera. Pero lo peor me temo está por llegar o ha llegado ya, y todavía no somos conscientes de ello…. Ayer en San Juan de Aznalfarache (Sevilla) se inauguró un monumento en memoria de 9 mujeres asesinadas por los franquistas, y esta misma noche los fascistas ya lo han destrozado. El fascismo está entre nosotros, no podemos normalizarlo como si fuera algo puntual, o peor aún ser equidistante con el como si se tratara de algo que mereciera respeto porque “obedece a la ideología política de una persona”. No, no podemos ser así! No podemos tolerar eso!

Como dice la camarada y amiga, Nadia en su facebook, es una celebración de nostalgia y desesperanza. Quienes militamos en cualquier partido comunista debemos para esto, y concretamente ahora me dirijo a mis camaradas que tienen cargos políticos de relevancia dentro del PCE: O volvemos a marxismo-leninismo, o el fascismo nos gana el terreno y no podemos quedarnos de brazos cruzados como si nada.

 

Razones para apostar por Miguel Ángel Bustamante como candidato a la Secretaría General del PCA.

Esta misma mañana, lxs comunistas sevillanxs hemos celebrado la Conferencia Provincial de cara al XII Congreso del PCA que se celebrará del 30 de junio al 2 de julio en Albolote (Granada). En dicha conferencia, la candidatura encabezada por el camarada Miguel Ángel Bustamante ha obtenido el 83% de los votos. Dicha candidatura está compuesta por camaradas que día a día se dejan la piel casi literalmente, en la lucha por los derechos de la clase trabajadora. En esa candidatura hay nombres como los de Daniel Gónzalez Rojas y Eva Oliva, Concejales de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, que hace pocos días sufrieron un violento desalojo por parte de la Policía Local de Sevilla, comandados por el Delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Cabrera; nombres como el de Felipe Alcaraz, ex-Secretario General del PCA y Diputado por Sevilla desde 1993 hasta el año 200; también está la camarada Engracia Rivera, Diputada Provincial y también el camarada, Fidel Romero, Alcalde de La Roda de Andalucía, entre otros camaradas que para mí son también ejemplo de lucha obrera. Y menciono a estos camaradas no con la intención del peloteo gratuito, para nada sino porque esos nombres representan personas honradas, trabajadoras y sobretodo que apuestan por un PCA/PCE de carácter rupturista con el sistema capitalista porque eso es lo que necesitamos ahora mismo lxs trabajadorxs, gente que apueste de verdad por un PCA y un PCE fuertes, no una mera sigla más escondida bajo las otras siglas de Izquierda Unida. Un PCA y un PCE visible de verdad para la clase obrera que haga frente al neoliberalismo que ahoga y esclaviza a la clase trabajadora.

Y que decir del camarada Bustamante que otros camaradas no hayan dicho ya,? Como por ejemplo el artículo recientemente escrito por el camarada Alejandro Sanchez Moreno para Diario 16 “Miguel Ángel Bustamante, el pegacarteles que necesita el comunismo andaluz”. Creo que lo que mejor describe a Bustamante no es que sea sólo “un pegacarteles”, es decir un militante de base del PCA sino su trabajo tanto como Diputado por Sevilla en el Congreso y lo más importante, que es un chaval que siempre está donde todo comunista que se precie tiene que estar: en las calles, en las movilizaciones sociales, parando desahucios, preocupándose por la situación de los jornaleros del campo, por la clase trabajadora que ahora mismo está pasando hambre, etc.

En muchos aspectos y salvando las distancias con la época actual, Bustamante se parece mucho a otro mítico militante que con el tiempo se convirtió en uno de los mejores Secretarios Generales que ha tenido el PCE y me refiero a Pepe Díaz: una persona de origen sencillo implicada en la lucha obrera, que no le importa arremangarse y currar! Porque camaradas, eso es lo que necesita el comunismo andaluz, alguien que de verdad se implique y trabaje, no sólo en las instituciones (que también son importantes pero no olvidemos que es una herramienta más) sino también en la calle, en el día a día y que no esté sólo para salir en la foto. Por eso a mí sí que me representa Miguel Ángel Bustamante Martín! Camaradas, vamos a por todas! Salud y República!

El cronh y yo

Iba a empezar esta entrada, diciendo que hoy es la primera vez que hablo de un tema personal, pero la verdad es que no es cierto ya que lo que aquí escribo de una u otra manera, lo es. Y aunque este blog está más enfocado a temas como el feminismo o la política, hoy por ser el Día Internacional de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales me he decidido a contar un poco mi experiencia personal desde que fui diagnosticada de crohn hace ya seis años.

Siempre he tenido problemas digestivos, pero nunca los achaqué a nada en concreto, así que el diagnóstico me pillo totalmente de sorpresa; además, se da el hecho de que alguien cercano a un familiar tiene crohn y sinceramente, pensaba que eso no era lo que yo tenía ni de lejos, pero claro en las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII) también hay grados en cuanto a como afecta la enfermedad, además de que los síntomas varían mucho de una persona a otra.

El crohn es una enfermedad autoinmune y crónica, que quiere decir esto? Pues que el propio sistema inmune, es decir, el mismo que nos defiende ante las enfermedades, ataca a las células sanas del cuerpo. Qué por qué hace esto? Pues ni idea, ni los propios médicos saben todavía porqué ocurre, de ahí que sea una enfermedad crónica, que no tiene cura y que los tratamientos sólo sirvan para paliar los síntomas. En mi caso, sólo tomo mesalazina, que es un antiinflamatorio, y cuando estoy con brote, corticoides que es un medicamento inmunodepresor. Los inmunodepresores, lo que hacen es suprimir la función del sistema inmune, que nos defiende ante infecciones y demás, lo que hace que estemos más expuestos a contraer resfriados, por ejemplo.

Pero no sólo eso, el hecho de ser una enfermedad autoinmune también conlleva padecer otras patologías asociadas como artritis, uveitis, anemias, enfermedades hepáticas, osteoporosis, etc. Esto conlleva que aunque muchos seamos jóvenes, tengamos achaques que no son propios de nuestra edad.

El llevar una vida más o menos tranquila y una dieta sana, ayuda a tener una buena calidad de vida. En mi caso y después de todo, puedo decir que tengo “suerte” ya que en comparación con otras personas, mi crohn es de los leves y me deja llevar una vida más o menos normal, pero aun así me tengo que cuidar.

Espero que esto os sirva un poco para entender en que consiste esta enfermedad ya que tanto el crohn como la colitis ulcerosa, una variante del crohn que sólo afecta al colon, son enfermedades que muchas personas desconocen o de las que nunca han oído hablar.

 

IMG_20170519_162318[1]

 

 

 

 

Dime quien soy y su anticomunismo

Antes que nada, quiero dejar bien claro que este artículo no es ninguna crítica literaria, sino más bien las impresiones que como lectora, y sobretodo como comunista, he tenido mientras leía este libro.

Hace unos meses, a través de mi perfil de facebook, pregunte a mis amigos y contactos que me recomendaran un buen libro para leer. Entre las recomendaciones salio Dime Quien Soy, de Julia Navarro; la persona que me lo recomendó (no recuerdo quien), me dijo que me iba a gustar ya que la protagonista de la historia “era comunista, como tú”. Debo de decir que no era la primera vez que leía algún libro de esta escritora, y aunque dejé de leerla cuando me leí La Sangre de los Inocentes, ya que me resulto bastante islamófoba me dije “vamos a darle una oportunidad, a ver que tal”….. Craso error!

Creo que iba por el segundo o tercer capítulo cuando empecé a notar un tufo (iba a poner tufillo, pero no, tufo) anticomunista muy descarado. No quiero destripar nada de la trama, por si todavía queda alguien por ahí que quiera perder el tiempo en leerla, pero el retrato que hace de algunos de sus personajes de ideología comunista, o incluso de la propia protagonista al unirse a ellos, me resulta cuanto menos bastante cuestionable.

Según avanzaba en la trama, más me costaba seguir pero me propuse terminar de leerlo dispuesta a volcar mis impresiones en este blog. El caso, es que ya no es sólo como retrata a lxs comunistas sino también a la antigua URSS en la época de Stalin. Se supone que un buen escritor de novela histórica, antes de ponerse a escribir, debe de tomarse la molestia de hacer un exhaustivo trabajo de investigación sobre el tema a tratar; pues bien, tengo la sensación o mejor dicho, estoy segura de que Julia Navarro no ha hecho tal cosa. Y no será porque no hay documentación sobre el tema, y me refiero tanto a los documentos del Comité Central sacados a la luz en la época Gorvachov, como por las investigaciones de historiadores rusos tales como Zemskov o Dougin. Pero da igual, todo vale con tal de seguir fomentando el anticomunismo en una sociedad capitalista, verdad señora Navarro?

Otra cosa que me llama muchísimo la atención en este libro, es que en ningún momento la autora menciona la persecución a la que fueron sometidos en la Alemania nazi tanto comunistas y socialistas, llegando incluso a ser recluidos en campos de concentración. O como en el caso de nuestra mal llamada Guerra Civil, sí que menciona los supuestos asesinatos de monjas por parte de “los malvados comunistas”, pero no menciona en ningún momento el trato que recibían los presos comunistas por parte de monjas y curas en las cárceles franquistas (recordemos a Matilde Landa, por ejemplo) o como la Iglesia Católica Española, fue uno de los impulsores del golpe de estado del 36!

En fin, no me quiero extender mucho más sobre el libro. Sólo decir, que “escritores” como la propia Julia Navarro o Arturo Pérez-Reverte, son lo que Gramsci definiría como “intelectuales al servicio de la superestructura”, en este caso la del capitalismo y en un país en el cual existe una escaso conocimiento sobre Historia, son un peligro; y que tengan éxito de ventas no es indicio de su calidad como escritores sino precisamente de ese escaso conocimiento que tenemos sobre la Historia.